Medicina Estética : Botox

¿Qué es el Botox?

El Botox es el nombre comercial de una sustancia llamada Toxina Botulínica Tipo A. Esta sustancia química presente en el Botox TM se ha utilizado para tratamientos médicos desde hace varios años.

La primera aplicación clínica de la infiltración local de toxina botulínica se realizó en 1977 como tratamiento corrector del estrabismo, una patología oftalmológica caracterizada por la hiperactividad de los músculos encargados de movilizar el globo ocular. Desde entonces, su uso se ha extendido no solo en el ámbito de la medicina sino también en el de la estética.

La historia de la toxina botulínica en el campo de la estética comienza accidentalmente en 1987 de la mano de la Dra. Jean Carruthers, tratando a una paciente afectada de blefaroespasmo. Una forma diluida de la toxina botulínica tipo A, se considera hoy en día que es uno de los tratamientos que ofrece mejores resultados para eliminar las arrugas.

Esta forma de toxina botulínica, tras su infiltración con una aguja extra fina en el músculo debajo de la piel de la zona que se desea tratar, actúa inhibiendo por relajación el movimiento muscular. Con este efecto se pretende que desaparezcan las arrugas y por tanto proporcionar un aspecto más juvenil en la piel.

Es un tratamiento poco doloroso que tiene las ventajas de no necesitar un tiempo de recuperación ni tampoco de cuidados y a diferencia de otros tratamientos de rejuvenecimiento de la piel, no hay problemas en exponer la piel al sol.

La marca comercial más conocida de esta forma de toxina botulínica cosmética es Botox®, medicamento producido y registrado por la empresa Allergan, Inc. de Irvine, California, que obtuvo la aprobación oficial en EE.UU en abril de 2002, para uso estético. En la actualidad se comercializan en el mundo otras presentaciones comerciales de la toxina botulínica de tipo A para uso estético con indicaciones semejantes a las del Botox® pero se debe tener en cuenta que esta es una marca registrada que no puede usarse como nombre genérico y el paciente debe ser oportuna y claramente informado sobre el tipo y marca del medicamento o presentación de la toxina que le va a ser aplicado. Otras marcas conocidas son Dysport®, Lantox®, Neuronox® (también conocida como Siax®) y Xeomeen®.

 

¿Cómo actúa el Botox?

Cada vez que reímos, nos enojamos o gesticulamos se contrae un músculo de la cara. Las arrugas se producen cuando un músculo se contrae. El Botox TM se inyecta en el músculo a través de la piel y evita que éste se contraiga. Cuando el músculo se relaja, la arruga es menos visible.

 

¿Eso significa que el Botox paraliza los músculos?

Un médico experto en el uso de Botox inyectará pequeñas cantidades del producto en el músculo. Sólo se paraliza el músculo tratado.

 

¿Como se aplica?

Cada especialista tiene su forma particular. En nuestro caso lo aplicamos con las pacientes en posición sentada o semisentada. Aplicamos frío con el objeto de adormecer y reducir inflamación de la zona a tratar. Actualmente no utilizamos más cremas anestésicas.

Para la aplicación se utiliza una jeringa de tipo insulina con una aguja extra fina.

 

¿Qué arrugas se tratan con Botox ?

El Botox únicamente funciona sobre las arrugas que se originan por contracción muscular.

Las arrugas más frecuentemente tratadas son las horizontales de la frente, las del entrecejo, las “patas de gallo” en la región lateral de los ojos y las arrugas que se forman a los lados de la nariz.

En algunos casos se aplica sobre los pliegues que se forman en el cuello, y en el mentón.

 

¿Qué cuidados posteriores requiere?

Tres indicaciones básicas. Durante la primera hora posterior a la aplicación indicamos:

1) Continuar aplicando frío sobre las zonas tratadas.

2)­ Realizar contracciones con los músculos tratados (gesticular).

3)­ No acostarse. No estar en posición horizontal.

Además es preferible que en el día de aplicación no realice actividad física deportiva.

No requiere otro tipo de reposo, ni está contraindicada la exposición solar.

Las pacientes pueden retornar a sus actividades laborales, sabiendo que en ciertos casos puede producirse un pequeño moretón en uno de los puntos de aplicación, el que puede ser cubierto con maquillaje.

 

¿Cuando comienza a notarse el efecto?

El efecto no es inmediato. Recién a las 48/­72 hs comienza a ser evidente.

 

¿Requiere algún control posterior?

Habitualmente realizamos un control entre los 5 a 7 días posteriores para evaluar los resultados y ver si se requiere un retoque.

 

¿Que ocurre con el tiempo?

Tiene una duración temporal, entre 3 a 6 meses, lapso después del cual debe renovarse la dosis. Cuando el músculo regresa a la normalidad, la arruga volverá a ser visible, como era previo a su aplicación.

 

¿Tiene efectos secundarios?

Rara vez se han dado casos de efectos secundarios.Entre los posibles efectos secundarios se encuentran:

  • Párpado caído, que puede durar algunas semanas

  • Síntomas similares a la gripe

  • Dolor de cabeza y malestar estomacal

Cuando el Botox  se aplica de la manera correcta, el riesgo de sufrir botulismo es bajo. (El botulismo es una enfermedad que puede ser mortal, y que causa dificultad para mover los brazos o las piernas y dificultad para respirar.)

 

¿Qué debo hacer si deseo probar el Botox ?

Consulte sobre los beneficios y perjuicios que podría causarle el Botox .

Verifique que su médico sea experto en el uso del Botox .

Asegúrese de que el tratamiento se realice en una clínica o consultorio médico.

No lo utilice si está embarazada o cree que podría estarlo.

No lo utilice durante la lactancia materna.

Informe al médico si tiene problemas nerviosos o musculares.

RECUERDE: El Botox es un medicamento, no un cosmético.

©2018  COLOMBO RIVES